SEGURIDAD VIAL PARA PERSONAS MAYORES. MOVILIDAD MÁS SEGURA Y SOSTENIBLE.

Los datos de la Dirección General de Tráfico confirman que, las personas mayores de 64 años son uno de los grupos más vulnerables: aquellos que forman parte de él, se vieron implicados en 2016 en 11.538 accidentes de tráfico en los que se registraron 513 víctimas mortales y otros 1.566 heridos que necesitaron hospitalización.

En total, sin distinguir edades, las carreteras se cobraron 1.810 vidas durante 2016, un 7% más que el año anterior. Estos datos confirman que los números están al alza en España en los últimos cuatro años.

En el caso de las personas mayores, las cifras son significativas: aunque los mayores de 64 representan sólo el 19% de la población española, en el último informe anual aparecen como víctimas mortales en accidentes de tráfico en el 29% de los casos. En el 40% de los siniestros eran conductores de los vehículos, en el 43% peatones y en el restante 17% viajaban como pasajeros.

En este blog os vamos a dar algunas indicaciones muy sencillas para que los mayores puedan identificar y evitar riesgos cuando caminen por vías urbanas; puesto que, en las ciudades se producen la mayor parte de los accidentes.

  • En primer lugar, no debes circular por lugares reservados a los vehículos. Las aceras son espacios seguros para los peatones y, además, siempre es mejor hacerlo por la parte más retirada del borde de la calzada. Así evitamos golpes de vehículos o incluso ante un tropiezo, seguiremos en la parte más segura.
  • Guarda el móvil cuando estés andando. Usar el teléfono mientras caminamos nos limita el campo de visión y nuestra percepción del entorno.
  • Para cruzar más seguro, siempre que existan, utiliza los pasos de peatones con semáforo. Mejor esperamos si cuando llegamos está parpadeando. No te arriesgues.
  • Nunca invadas la calzada entre vehículos estacionados, ni entre cualquier otro obstáculo que limite la visibilidad.
  • Aunque en los pasos de peatones tengas prioridad, antes de cruzar, mira a ambos lados y no cruces hasta tener la seguridad de que los vehículos se van a parar.
  • En los pasos compartidos con ciclistas, nuestra parte, la de los peatones, es la cebreada.
  • En caso de que no existan paso de peatones y necesariamente tengas que atravesar al otro lado, la forma más segura de hacerlo es de forma perpendicular a la calzada. Mejor por las esquinas, ya que los vehículos van más despacio y tenemos más visibilidad. Además, hazlo sin demorarte ni crear riesgo.
  • Ten precaución en zonas donde haya contenedores, ya que seguramente limitan tu visibilidad y la de los conductores.
  • Ten cuidado al atravesar la calle con el carro de la compra. Las ruedas pueden quedar atrapadas y hacerte caer en la calzada.
  • En la medida de lo posible, usa tus piernas como vehículo, además de ser más saludable, también es más seguro. Si viajas como pasajero en un coche, recuerda que debes subir y bajar por el lado de la acera. También tenlo en cuenta si vas a recoger o llevar a menores en un vehículo.
  • Si eres de aquellos que salen a hacer deporte o simplemente a pasear, hazlo siempre con ropa clara y/o reflectante. Evita zonas poco iluminadas y horas en las que el sol está tan bajo que puede reducir la visibilidad de los conductores. Una buena alternativa sería llevar linterna o luces parpadeantes.
  • Por último, en los aparcamientos, debido a la existencia de muchos elementos de distracción ten cuidado con los coches marcha atrás.

Pues, hasta aquí nuestras indicaciones. En próximos posts os contaremos algunas otras recomendaciones para hacer la movilidad más segura y sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *